Entrada en vigor del Convenio de Estambul: detección, prevención y lucha en la UE contra todas las violencias contras las mujeres.

El pasado 1 de agosto entró en vigor el Convenio del Consejo de Europa para prevenir y combatir la violencia contra las mujeres, conocido como Convenio de Estambul (por la ciudad en que se firmó, en 2011). Es el tratado internacional de mayor alcance en este ámbito: después de tres años firmado, lo han ratificado 14 países y ha entrado en vigor en once, entre ellos España, Italia y Francia. «La violencia contra las mujeres sigue siendo una de las violaciones de los derechos humanos más extendida en el día a día de Europa; la violencia en la pareja sigue estando entre las principales causas de muerte no accidental, lesiones y discapacidad de las mujeres», afirma Nils Muižnieks, comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa.

El Convenio de Estambul está centrado en la detección, prevención y lucha contra todas las formas de violencia sobre las mujeres, desde el maltrato a manos de su pareja o expareja hasta el matrimonio forzoso, la mutilación genital femenina o la trata con fines de explotación. Compromete al Estado que lo ratifica a adoptar medidas legislativas, punitivas, de información y de sensibilización para perseguir estos delitos y proteger a las víctimas. También establece un mecanismo de seguimiento para garantizar la aplicación efectiva de sus disposiciones por los Estados comprometidos, así como la creación de un grupo de expertos independientes para examinar si los países ratificantes cumplen o no sus compromisos.

La importancia del Convenio estriba en que supone el primer instrumento de carácter vinculante en el ámbito europeo en materia de violencia contra las mujeres y la violencia doméstica. La violencia contra la mujer se reconoce en el Convenio como una violación de los derechos humanos y como una forma de discriminación, considerando responsables a los Estados si no responden de manera adecuada. Los fundamentos del Convenio son:

  1. Prevenir la violencia, proteger a las víctimas y entablar acciones judiciales contra los agresores.
  2. Sensibilizar y hacer un llamamiento a toda la sociedad, especialmente a los hombres y niños, para que cambien de actitud y rompan con una cultura de tolerancia y negación que perpetúa la desigualdad de género y la violencia que la causa.
  3. Destacar la importancia de una actuación coordinada de todos los organismos y servicios oficiales pertinentes y la sociedad civil.
  4. La recogida de datos estadísticos y de investigación sobre todas las formas de violencia contra la mujer.

Más información sobre este tratado: Observatorio de DDHH, BOE, web NoMásVG, búsqueda Google Convenio Estambul.

También en estos días marcados por los asesinatos de 5 mujeres en nuestro país, la ONU ha condenado a España por negligencia en materia de protección de la violencia de género: el Comité de Naciones Unidas para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (Cedaw) ha condenado al Estado español por no actuar de manera diligente en la protección de una mujer, víctima de violencia de género, y de su hija, de 7 años, que fue asesinada por el padre. En su dictamen, el Comité explica que la negligencia de los agentes estatales permitió el asesinato de la hija de Ángela González por el maltratador y condena a España por no protegerle a ella ni a su hija, no castigar al maltratador y no investigar ni indemnizar a la mujer por los daños causados, según explica la organización Women’s Link Worldwide. Más información: enlace. 016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s