Novedades en los derechos de las personas empleadas del hogar.

Extraemos esta información del Boletín Infosocial, de la Fundación Luis Vives, del que os hablaremos en otro post para que podáis suscribiros para recibirlo vía mail de forma periódica y gratuita.

El pasado 1 de julio los sindicatos mayoritarios, UGT y CCOO, y el Gobierno  llegaron a un principio de acuerdo por el cual las empleadas de hogar pasarán a formar parte del Régimen General de la Seguridad Social. Esto supondrá que:

a) Si se trabaja en más de un hogar, cada empleador/a tendrá que solicitar el alta en la Seguridad Social. Actualmente cuando se da esta situación, ese coste es asumido íntegramente por el trabajador o trabajadora.

b) Se cotizará desde la primera hora, independientemente de las horas que se trabaje al mes. En este momento sólo se tiene la obligación de hacerlo siempre que la contratación supere las 20 horas semanales.

c) La prestación por incapacidad temporal será a partir del cuarto día. En la actualidad esta incapacidad temporal se hace efectiva a partir del vigésimo noveno día.

Con estos cambios, los trabajadores de este sector se equipararán al resto de personas asalariadas, excepto en el derecho de cobrar prestación por desempleo que este tema sigue quedando pendiente.

Está previsto que esta Ley entre en vigor el próximo 1 de enero de 2012, aunque establecerá un período transitorio de regularización desde su inicio hasta el 1 de julio de 2012. Al igual que también se establecerá un período transitorio, en este caso hasta 2019, para equiparar las cotizaciones de los empleados de este sector a las del régimen general, todo ello de forma progresiva.

El trabajo doméstico se regularizó en nuestro país en el año 1985 y al hacerlo, se estableció un nivel de prestaciones muy inferior al reconocido por el Estatuto de los Trabajadores, como por ejemplo ocurre con el salario, que no alcanzaba ni siquiera el salario mínimo interprofesional estipulado en España, algo que sigue vigente hasta nuestros días. En ciertos casos las empleadas desempeñan labores que deberían ser responsabilidad de un auxilidar de enfermería y tampoco se contempla en el salario un plus adicional por llevar a cabo esta labor que requiere cierta cualificación.
.

Cabe diferenciar en la actualidad dos tipos de empleadas domésticas, las de régimen interno y las de régimen externo:

Las empleadas del hogar internas son aquellas que conviven con la familia las 24 horas del día, en casa de la familia que las contrata y teniendo que estar disponibles todo el día. En la actualidad estas jornadas de 24 horas son legales ya que la ley se limita a decir que se deben respetar 8 horas de descanso entre una jornada laboral y otra. El tiempo restante están a disposición de los/as empleadores/as, sin que eso se compute como trabajo que hay que pagar.

Las empleadas del hogar externas son aquellas que van a la casa donde trabajan, cumplen unas horas de trabajo y luego se marchan. Estas, a diferencia con las internas, tienen estipulado unas horas de trabajo y cada hora que hagan de más, debería de ser pagada como hora extra.

.

Este principio de acuerdo queda enmarcado en los cambio exigidos el pasado mes de junio en la Convención de Ginebra por el Convenio y las Recomendaciones que la OIT acordó sobre trabajo doméstido, y que cada Estado miembro tendrá que ratificar por separado para que se cumpla en su país.

Para leer el artículo completo, pincha aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s